La gingivitis es una leve de enfermedad de las encías (enfermedad periodontal), que causa irritación, enrojecimiento e hinchazón (inflamación) de la parte de las encías que rodea la base de los dientes. Estas se vuelven rojas, e inflamadas cuando normalmente son firmes y de color rosa pálido. Es importante tomar la gingivitis en serio y tratarla como es debido, de una forma rápida para que no se ponga peor, ya que, si no lo haces , la gingivitis puede llevar conertirse en una enfermedad de las encías mucho más grave, llamada periodontitis, que es la afectación de los tejidos circundantes a los dientes como el hueso, ligamento periodontal y a la pérdida de dientes. La gingivitis es la etapa más temprana de una enfermedad periodonal.

Cuáles son los primeros síntomas de la Gingivitis

Los primeros síntomas que te dan una pista sobre si padeces de gingivitis es que la encía puede sangrar con facilidad, se pone roja e inflamada. En una etapa avanzada, incluso puede ser morada o blanquecina en algunos lugares.

Por otra parte, la halitosis (mal aliento) es común en las personas que padecen gingivitis. Si los dientes se mueven, ya estamos ante una periodontitis. Por otro lado, dolor no es sistemático, puede estar presente o no.

Causas de la gingivitis

La gingivitis se debe a la presencia de placa bacteriana. La placa es una película adhesiva compuesta principalmente de bacterias, pero también de proteínas de saliva, azúcares y ácidos, que se acumula en los dientes.

Esta placa dental se espesa y se endurece para formar sarro si los dientes no se cepillan correctamente de forma cotidiana. Es el sarro el responsable de la aparición de la gingivitis. Mientras más sarro esté presente en los dientes, más atacará a las encías.

Factores de riesgo de la gengivitis

La gingivitis es una enfermedad muy común, la mayoría de personas la hemos sufrido alguna vez en la vida. Algunos de los factores que pueden aumentar el riesgo son los siguientes:

  • Malos hábitos de cuidado bucal
  • Fumar
  • Mala alimentación y falta de vitamina C
  • Dientes torcidos que son difíciles de limpiar
  • Cambios hormonales; por ejemplo, aquellos relacionados con el embarazo, el ciclo menstrual o el uso de píldoras anticonceptivas
  • Genética y edad avanzada
  • Enfermedades de infecciones virales o por hongos

Si tus dientes sangran a menudo cuando te cepillas los dientes puede ser que estés sufriendo de gengivitis. Si tienes dudas lo mejor es que acudas a una clinica dental para que te haga una revisión completa y puedas prevenir esta enfermedad antes de que sea demasiado tarde. Recuerda que según la organización mundial de la salud debemos acudir al dentista como mínimo una vez al año. La prevención es el mejor remedio para las enfermedades.

Solicita una consulta con nosotros