Nuestra boca dice mucho de nosotros. Una sonrisa sincera y abierta muestra confianza a quiénes nos rodean, pero también a uno mismo, de ahí la importancia de cuidar nuestra sonrisa.

¿Lo sabías?

  • Sonreír te hace sentir bien.
  • Prolonga la vida.
  • Estimula el sistema inmune.
  • Atrae a los demás.
  • Ayuda a nuestro cerebro a producir endorfinas.

Hay muchos beneficios en una sonrisa sincera como reducir niveles de estrés, relajar o reducir miedos.

Cuando una persona tiene problemas dentales o una descuidada higiene bucodental, se reduce la posibilidad de sonreír los beneficios que conlleva. ¿Por qué no empezamos a cuidar este aspecto poco a poco?

  • Cuida tu higiene bucodental. No te olvides de la lengua, cuidar las encías…
  • Reduce el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas. Vigila también lo que comes, no es bueno abusar de dulces o azúcar.
  • Acude a tu dentista en caso de tener alguna molestia. Incluso sin molestias es bueno acudir a revisión por lo menos una vez al año.

Que tu sonrisa hable por ti y sea tu mejor carta de presentación. Cuídate… y SONRÍE.