En la actualidad las dietas son muy variadas, sin embargo muchas pueden tener falencias en su composición, por ejemplo a nivel vitamínico y cuando esto sucede repercute sobre distintos niveles de la salud.

635267-Monte-seu-cardápio-rico-em-vitamina-B.-Foto-divulgaçãoCiertas deficiencias de vitaminas pueden tener efectos graves sobre la salud oral, así por ejemplo si se tiene dolor en la boca o las encías sangran, puede que el problema se encuentre en una deficiencia nutricional.

Son las personas mayores quienes se encuentran más propensas a tener deficiencias vitamínicas, ya que son más susceptibles de tener problemas de absorción de nutrientes de los alimentos, en cambio las personas más jóvenes también pueden presentar este problema, por lo cual lo controles médicos son indispensables para definir el problema y así poder solucionarlo.

Su dentista puede identificar los problemas orales y ayudar a determinar si una deficiencia de vitamina es el origen. Aquí les brindamos información sobre la deficiencia puntual del complejo vitamínico B, que suele ser una de las más comunes que afectan a la salud oral;

Un efecto común de la deficiencia de vitamina B en la boca es una sensación de ardor, sobre todo en la lengua, situación que dificulta la acción de tragar, ya que la lengua puede sentirse hinchada y el tejido de las mejillas interiores se muestra con palidez, pudiendo romperse y desprenderse con facilidad.

La deficiencia de vitamina B también puede conducir a la anemia o reducción marcada del número de glóbulos rojos y puntualmente una deficiencia de B12 severa, puede causar problemas neurológicos, miembros entumecidos u hormigueo.

Una deficiencia de ácido fólico o B9, también puede presentar ardor agudo en la boca, ya que al igual que sucede con la B12, una severa deficiencia en ácido fólico puede conducir a miembros entumecidos u hormigueo, siendo esta vitamina fundamental para el desarrollo fetal por ello suele adicionarse durante el embarazo.

La deficiencia de vitamina B también puede aumentar el riesgo de: Queilitis angular (inflamación dolorosa), estomatitis aftosa (aftas recurrentes), anemia (que aumenta el riesgo de úlceras), candidiasis crónica, glositis atrófica (afecta al sentido del gusto).

Fuente: http://dentistaentuciudad.com/